PSJM Logo
PSJM es un equipo de creación, teoría y gestión formado por Cynthia Viera (Las Palmas G.C., 1973) y Pablo San José (Mieres, 1969).

Siguenos

La doctrina Gerásimov

«La doctrina Gerásimov» es un proyecto de investigación y creación sobre las formas de manipular las emociones a través de mensajes e imágenes divulgados por las redes. La artista y ensayista Hito Steyerl afirma que vivimos en una guerra civil global, una guerra que se libra a través de medios tecnológicos [1]. Por su parte, William Davies, en «Estados nerviosos» cita las palabras del general ruso Valery Gerásimov: «en el siglo XXI hemos visto una tendencia a desdibujar las líneas entre estados de guerra y de  paz. La guerras ya no se declaran». En un influyente artículo de 2013, Gerásimov afirmaba que, «en el futuro, los medios de guerra “no militares” podrían constituir una mayor amenaza para los poderes del Estado que los medios militares tradicionales. […] Pequeños actos de transgresión pueden tener considerables efectos políticos si se escogen cuidadosamente la herramienta y el objetivo adecuados. […] La “doctrina Gerásimov”, como se la conoció, ha contribuido a explicar por qué Rusia parece estar empleando una mayor variedad de medios no militares, como el troleo en internet, la violación de datos y las “noticias falsas” para sembrar la agitación política. Si cada vez resulta más difícil establecer un consenso basado en los hechos, ello puede deberse a que en todo el escenario internacional existen fuerzas que deliberadamente están buscando este resultado» [2].

Estrategias comerciales, militares y políticas se confunden. Los partidos políticos asumen estrategias propias de la mercadotecnia en la búsqueda de votos y ambos sectores, el de la comunicación política (propaganda) y el de la comercial (publicidad), asumen estrategias, terminología y tácticas propias del campo militar, al tiempo que los estados y ejércitos utilizan medios propios de la publicidad y la propaganda en tiempos de paz para proseguir con una guerra encubierta que desestabiliza al enemigo.

Así que, por un lado, tenemos las noticias falsas, trollers y haters, falsos likes y tráfico inflado en las redes, y por otro el uso de los macrodatos: esa ingente cantidad de información que cedemos ‘voluntariamente’ a los gigantes tecnológicos y sobre los que actúa la minería de datos. Estos «nuevos mineros» son analistas que, armados con sus algoritmos, separan el trigo de la paja para conseguir dirigir los mensajes comerciales o políticos a tipos de perfiles muy permeables, fáciles de convencer: un campo abonado para transmitir bulos (fake news) y tambalear los cimientos de estados, como el caso de Cambridge Analytica, empresa creada por Steve Bannon responsable de este tipo de tácticas en las campañas de Trump o el referendum del Brexit.

La lucha contra estas fuerzas que ponen en cuestión la autoridad de los/as expertos/as y la veracidad de los hechos podría consistir en un contraataque que tome el pensamiento crítico como escudo y proyectil. Como apunta Marina Garcés en su propuesta de una nueva ilustración radical: «Hoy tenemos pocas restricciones de acceso al conocimiento, pero sí muchos mecanismos de neutralización de la crítica». Sin el ejercicio de la crítica, el conocimiento tiende a volverse inútil. Garcés acude a la entrada «Crítica» de la Enciclopédie de Diderot y D’Alembert  para señalar las actividades que han de desplegarse para su efectiva ejecución: seleccionar, contrastar, verificar, desechar, relacionar, contextualizar, etc. [3]

Nuestra propuesta entonces pasa por divulgar mensajes que contrarresten el ruido de los bots y los trols, invitando a utilizar el pensamiento crítico como modo de defensa, pero afilando la acción con el empleo las mismas armas y métodos que el enemigo. Se trata de un proyecto de «retórica experimental».

En esencia, nuestra obra consiste en la creación y publicación una serie de lemas y carteles que funcionan a modo de memes virales en la red difundidos por un perfil creado: la Unión de Hermanas Precarias. Para ello se utilizan las técnicas comunes de esta guerra no declarada como es la compra de ejércitos de boots. Los boots son robots, programas informáticos que efectúan tareas repetitivas en internet como simular tráfico y seguidores en las redes sociales, simular conversaciones o editar contenidos automáticamente. De este modo, las publicaciones y perfiles de la Unión de Hermanas Precarias en Facebook, Instagram y Twitter se engordan con la compra de seguidores, likes, comentarios y retweets falsos.

Ahora bien, la cosa no se queda ahí, porque «La Doctrina Gerásimov» es una obra bastante compleja que se despliega en diferentes medios. Por un lado, estos memes con mensajes tales como: «Hackers! Alistaos», «Jubilado! Jubilada! No compartas sin verificar» o «Fuck Algorism» ocupan marquesinas por las calles de Cáceres.

Por su parte, la performance de la Unión de Hermanas Precarias se estructura sobre el texto de cuatro arengas interpretadas coreográficamente por cinco jóvenes actrices extremeñas, cinco milicianas digitales para las hemos diseñado un vestuario especial y una serie de elementos escenográficos de ecos constructivistas. Una de las actrices retransmite el selfstreaming por las redes. Ante la dominación digital, las hermanas precarias oponen la crítica ilustrada y el caos. La performance se repitió tres veces en el trayecto de la Biblioteca hasta el Archivo Histórico, en cuya sala de exposiciones se muestra una instalación con lonas, carteles, videos y los elementos escenográficos de la performance.

La lucha empieza ya. Están todas y todos invitados a participar. Compartan, sigan a las hermanas. Queremos sus likes. Queremos sus corazones.

 

 

1. STEYERL, «Hito. Arte Duty Free. El arte en la era de la guerra civil planetaria». Buenos Aires: Caja Negra, 2018.

2. DAVIES, William. «Estados nerviosos. Cómo las emociones se han adueñado del mundo.» Madrid: Sexto Piso, 2019, p. 187.

3 . GARCÉS, Marina. «Nueva ilustración radical». Barcelona: Anagrama, 2017, pp. 48-9.

LUGAR:
Redes, espacio público y sala del Archivo Histórico
«Cáceres Abierto»
Comisario: Julio C. Vázquez Ortiz
Comisaria asociada: Ana García Alarcón
Proyecto original: Jorge Díez Acón

FECHA:
2021